Seguidores

martes, 28 de diciembre de 2010

Capitulo 37: ¿Y ahora que?

Pasamos el resto de la noche hablando, bueno más bien chillando y cantando como unos locos.
Poco a poco la gente se fue dispersando y se fue llendo a sus casa ,Ana se quedo dormida asi que Alex se ofrecio a llebarla a su casa ,cuando la cogio en brazos senti un pequeño pinchazo en el pecho pero no le di mucha importancia o simplemente no queria darsela.


Jake y yo nos quedamos recogiendo un poco la casa parecia que habian entrado por la puerta una estampida de elefantes y lo habian destrozado , no se como pude pensar tal cosa...por mi casa habia pasado algo peor,habian pasado un grupo de adolescentes con un par de copas de más, con ganas de fiesta y lo que es peor una casa sin padres.


- Si quieres podemos hacer una cadena para ir más rapido- me dijo Jake remangandose la camisa
- Sabes que...-le dije hacercandome a el- hoy has venido muy guapo
- ¿De verdad?
- Si- dije sujetandole entre mis brazos
- Pues aprobechalo porque no me gustan los trajes, no me verás con uno muy amenudo
- Pues como tu dices tendre que aprobecharlo- dije hacercandome a sus labios esperando ese beso que acabo llegando.
Tampoco duro mucho por que Jake se separo de mi y se fue hacia el fregadero, cogio un plato y lo empezo a labar.
 Yo me quede alli quieta,incredula y sorprendida.


- ¿Que te pasa? - me dijo Jake riendose
-¿A mi? nada - le dije burlona- tansolo es que me has cortado un poco el rollo
- Oh valla... lo siento no me habia dado cuenta- me dijo
-Claro...-le dije dandole la espalda para coger el trapo


En cuanto me di la vuelta un chorro de agua me dio en la cara, cuando paro abri los ojos y vi a Jake con el grifo extensible en la mano y partiendose el culo de la risa.


-Te tendrias que ver ahora la cara que tienes, de verdad- dijo aun riendose
-Con que esas tenemos ...-dije soltando el trapo y cogiendo la jarra de agua que estanba a mi lado y sin que a  Jake le diera tiempo a reaccionar le tire todo el agua encima dejandole empapado.
-No debiste hacer eso...-me dijo mientras abria la llave del grifo
- Ni se te ocurra...-dije viendo lo que me esperaba
- Haberlo pensado antes de haberme empapado- y dicho esto movio el grifo hasta que lo tube en frente mia, intente huir pero el chorro de agua me alcanzo de todas formas.
- Esto es injusto -grite- yo no tengo municion
- Mira tu que pena - me dijo sin darme tregua


Sin que se lo esperara corri hasta él y intente coger su "arma", como los dos estabamos mojados lo unico que haciamos era escurrirnos y como era de esperar nos caimos al suelo.
Yo cai encima de el y él como pudo me cogío ,tenia su cara enfrente de la mia estubimos en silencio unos segundos pero enseguida empezamos a reir sin parar.


-Cuando vea esto tu tio... - me dijo todavía riéndose.
-¡Mierda! ¡Santi! - grité. Todo lo que me había parecido hace un momento tan divertido ya no me hacía tanta gracia - me va a matar  - dije mirando cómo habiamos dejado la cocina, cuándo volví a mirar a Jake empecé a reir otra vez, sin saber muy bien por qué.
-Deberiamos empezar a limpiar un poco ¿no? - me dijo Jake intentando levantarse.
-Si, será lo mejor - dije cogiendo la mano de Jake cuando me la ofreció.


No sé cuánto tiempo pudimos estar ordenando la casa, pero de lo que estoy muy segura es de que no fue pàra nada fácil.
Cuando por fin terminamos, aún seguiamos un poco mojados de nuestra pequeña guerra, asi que le di a Jake una de las camisetas, que dejó en casa por si algún día necesitaba otra, y yo me puse el pijama que tenía en mi cajón.
Cuando me dirigí a mi cama allí estaba Jake, tumbado invitándome a entrar.


-¿Pero qué confianzas son estas? - le dije sonriente.
-Oh, Perdón que modales los mios, ¿Querría usted entrar a la cama conmigo? - me preguntó poniendo una voz demasiada sobreactuada
-Asi está mejor.- dije mientras me tumbaba a su lado.
-Por cierto ¿dónde has estado en estas dos semanas? No distes señales de vida...
-Estuve en casa de un amigo - me dijo con una repentina cara de seriedad.
-¿Con Marcos?
-No, con un amigo que no conoces
-A bueno... vale- le dije timidamente
Estubimos hablando un poco más pero a los dos se nos cerraban cada vez más los ojos asique me acurruque a su lado ya que era una noche un poco fria y el me rodeo con sus brazos.
En sus brazos sentia como nada ni nadie me podia hacer daño, en sus brazos me sentia muy segura sabia que si estaba en peligro ellos me salbarian y me volverian a abrazar para quitar cualquier resto de inquietud que pasara por mi mente.


Me desperte porque oi el timbre de la puerta ,me gire buscando a Jake pero seguia a mi lado, tambien pense en tio Santi ,pero me dijo que se iba a quedar a dormir en casa de Lara, asi que solo me quedaba una opcion...Alex.


Baje las escaleras y encuanto abri la puerta alli estaba él, con su enorme sonrisa en la cara esa que tanto me gustaba.


-¡Buenos dias princesa!- me dijo muy animado
- Buenos dias -le dije aun dormida
-Te traigo el desayuno- dijo enseñandeme una bolsa de churros
- Gracias, ahora que lo dices tengo un poco de hambre, entra corre que hace frio- le dije abriendo más la puerta.


Alex entro muy sonriente.


-Solo he traido desayuno para dos
-No pasa nada... - dije y vi cómo a Alex le cambiaba la cara pensando en desayunar los dos solos
-Ya nos lo repartiremos - dijo Jake quitándole todas sus ilusiones
-Crei que lla se habia ido- me dijo Alex
-Pues ya ves que no chabalote- dijo Jake vacilandole mientras me abrazaba por detras , cuando me gire me di cuenta de algo.
-Jake... ¿que haces en calzoncillos?- le dije sorprendida
-Si te gusta que duerma asi...-dijo empezando a reirse

Fulminé a Jake con la mirada y le indiqué a Alex que pasara a la cocina. Jake se puso unos pantalones y bajó en seguida.

-Gracias por el desayuno Alex – dije con una sonrisa en la cara
-No hay de qué, a demás son tus preferidos ¿verdad? Es lo que tiene ser tan amigos, que nos conocemos muy bien, y nos queremos un montón – dijo mirando a Jake con una sonrisa burlona.

Jake lo dejó pasar, nos pusimos a desayunar. Ninguno de los tres hablaba. Terminamos de desayunar y se formó un silencio de lo más incómodo. No sabía que hacer, si sacar conversación, poner la tele o qué. Me estaba empezando a poner nerviosa. Veía como Alex y Jake no paraban de lanzarse miradas asesinas, como no parasen, alguno de los dos se lanzaría contra el otro, estoy segura. Estaba al borde de la histeria cuando Alex habló por fin

-Bueno… yo creo que me voy
-No hace falta Alex… no quiero que te vayas – dije, y era verdad, tenía ganas de pasar un tiempo con mi mejor amigo, eso no es malo ¿verdad?
-Pero déjale que se vaya
-Jake – dije regañándole – Alex se queda
-Pero Beca… - dijo empezando a cabrearse
-Pero nada, Alex es mi amigo y va a quedarse… vete tú si quieres – le contesté arrepintiéndome en seguida de lo que había dicho
-¿Quieres que me vaya? – preguntó triste
-No… no es eso Jake… pero si quieres estar conmigo, Alex se tiene que quedar – contesté intentando arreglar las cosas.

Después de unos segundos bastantes incómodos, nos fuimos a ver la tele. Estuvimos como media hora, viendo la tele, si se le puede llamar así, porque estoy segura de que ninguno de los tres le prestaba atención. Después de un rato me di cuenta de que tenía que hacer algo para despejarme, aunque odiaba hacerlo hay que reconocer que me ayudaba a no pensar en todos mis problemas

-Oye chicos… yo creo que me voy a hacer los deberes de navidades, me han mandado muchos y ni los he empezado - dije tímidamente – a si que me subo a mi habitación…
-Te acompañamos, mi amor – dijo Jake resaltando el “mi”
-Vale… - esto no entraba en mis planes.

Necesitaba estar sola un rato, con ellos dos enfrente matándose con la mirada no había quien olvidase sus problemas. Estaba intentando inventarme alguna excusa, pero esa mañana no es que estuviera muy imaginativa. Y si lo pensaba un poco no era una muy buena idea dejarlos solos.
Al final no dije nada y subimos a mi habitación. Saqué todos los deberes que tenía que hacer. Alex se sentó en el ordenador y yo se senté en la cama para hacer los deberes.

-Ven, que te ayudo – dijo Jake sentándose detrás de mí, de manera que me quedé entre sus piernas, apoyando mi cabeza en su pecho
-¿Tú? ¿Ayudarla? – rió Alex
-Bueno… yo por lo menos podría ayudarla en anatomía, a ti dudo que te deje – le contestó sonriendo ampliamente
-¡Jake! – grité poniéndome muy roja
-Perdón… perdón – contestó con tono cansado

Comencé a hacer los deberes… x+y es igual a… a… ¿qué voy a hacer? No, no Beca CONCENTRATE, x+y… no podía concentrarme, mi cabeza no paraba de darme vueltas y si a eso le sumas que Jake estaba empezando a darme dulces besos por el cuello… concentración 0.
Jake empezó a intensificar los besos, volviéndolos más apasionados

-Jake… - susurré
-¿Por qué no echamos a este pringao y nos quedamos a aquí los dos solitos?
-Se va a quedar, Jake, me digas lo que me digas

No dijo nada más, pero siguió besando mi cuello, me encantaba que hiciera eso, sabía que era mi punto débil, sabía que si seguía así intensificando los besos cualquier cosa que me dijera lo haría, pero debía mantenerme fuerte, no podía dejar que echara a Alex… Alex, no me había acordado de él. Miré donde estaba sentado, nos miraba con cara de perrito degollado y noté como Jake sonreía.

-¡No me lo puedo creer! ¡Me estás besando solo para dar celos a Alex! ¡Lo que me faltaba por ver! – grité levantándome de la cama
-Vamos Beca, no te enfades – intentó tranquilizarme Jake, sin mucho éxito, mientras se le levantaba de la cama también.
-¿¡Qué no me enfade!? ¡Me parece penoso e innecesario lo que has hecho Jake!
-Es solo para que sepa que eres mía
-¿Tuya? ¿Pero qué te crees que soy? ¿Un premio? Claro, ¡haber quién se lleva el premio al más machote de los dos!
-Beca, yo… - dijo arrepentido
-Vete Jake – dije interrumpiéndole - ¿Es que no podemos estar ni una sola semana sin discutir?
-Desde que apareció él – dijo señalando a Alex – se ve que no
-No le eches la culpa a él
-Pero es que él es el culpable. Desde que llegó no paramos de discutir ¿no te das cuenta?
-Vete Jake…
-Lo que tú digas
-Venga Beca… no ha sido para tanto, no le des tanta importancia – dijo Alex intentando arreglar las cosas
-Jake, vete…
-Lo siento, Beca, en serio, a lo mejor si que me he pasado un poco
-Vete
-Por favor Beca
-Vete… - dije intentando tragarme mis lágrimas
-Como quieras… - me contestó cabizbajo mientras salía por la puerta

Al cabo de unos segundos, que se me hicieron eternos, oí cómo se cerraba la puerta de mi casa. Y ahí fue cuando exploté, no podía más, me derrumbé sobre la cama y empecé a llorar ¿es qué siempre teníamos que estar así? Tal vez Jake no era mi príncipe azul, el amor de mi vida…
Alex se acercó silenciosamente y se tumbó a mi lado rodeando, con su brazo, mi cintura.

-No pasa nada princesa – susurró
-Lo siento – dije incorporándome y secándome las lágrimas – siempre me tienes que ver llorando… venga cambiemos de tema – empecé a hablar esbozando una falsa sonrisa
-Pues a ver… el otro día conocí a una de tus amigas… Ana, es majísima
-¿Te gusta?
-¿Qué? ¿Por qué? ¿Estás celosa? – preguntó con una sonrisa pícara en la cara
-No claro que no… es que de verdad Alex, no se puede hablar contigo – dije con una mezcla de enfado y nerviosismo

Me levanté rápidamente de la cama, un poco enfadada, pero Alex me cogió delicadamente del brazo, me detuvo y acercándose a mi oído me susurró:

-Yo siempre te querré a ti
......................................................................................................
El Cuaderno de Beca

Los pequeños actos que se ejecutan son mejores que todos aquellos grandes que se planean

12 comentarios:

  1. Jajajaja, que capullo Jake, con perdon de la palabra. xD
    No puedo parar de reir al imaginarme a Jake en calzoncillos y el otro pasmado mirándolos xDD
    Aunque me da un poquillo de pena Alex >.<

    En fin chicas, el capítulo cachondeo puro xD
    Que risa.. jaja ;)

    Besoos:D

    ResponderEliminar
  2. PD: ¡Qué fuerte, he sido la primera en comentar! lo creía ya imposible xDD

    ResponderEliminar
  3. yo soy la segunda!! jajajajaja
    que asqueroso es jake, pero beca podria haberle perdonado... :( que se arregle pronto plis!!!! q es mejor jake q alex!!!
    un besazo, me encanta tu blog!

    ResponderEliminar
  4. Que guay! YA me imagino el panorama : Jake en calzoncillos enfrente de Alex. No me puedo parar de reir! Y la batalla de agua es buenísima!
    Pero al final , Beca se portó bastante mal con Jake , vale que estuvo mal que hiciera eso para darle celos a Alex , pero en cierto modo si yo hubiera sido Beca le hubiera seguido el rollo a Jake hahaha.
    Además vuestro blog , es todo lo contrario al mio jaja!
    Besos a todas!!

    ResponderEliminar
  5. pues yo sigo prefiriendo a Jake que quieres que te diga!xD Si Beca quiere estar con él no debería invitar a Alex cuando también estuviera Jake no? bueno no sé, el capítulo fantástico(como todos!!)
    Estoy impaciente por leer el próximo:)
    Besoooooos

    ResponderEliminar
  6. Olaa chicas :) siento mucho no haberos comentado :(
    Me he reido bastante con este capítulo sobre todo en la guerra de agua.
    La verdad yo si fuera Beca me quedaría con Jake ;)
    Espero el siguiente capítulo :)
    Besoss

    ResponderEliminar
  7. sto es increible!! como se puede elegir a uno d los dos?! no s posible kedarse con los dos?! xD

    ResponderEliminar
  8. jajaja alex y jake son las distracciones que te llevan a no hacer los deberes de navidades y ser feliz por ello ^^
    me ha encantado una entrada bonita y graciosa, me lo imagino y jake y alex son geniales!!!
    jajajaja me encanta!
    seguid así no me cansaré de leer vuestro blog me lo paso genial :)

    ResponderEliminar
  9. os nomine a una specie d encuesta :9

    ResponderEliminar
  10. Awwwwww ! *_*

    Muero

    Qe lindo , dulce es Alex , es muy genial el chico , me encanta pero Jake es dueño de mi corazón.

    AME el capitulo
    Publica pronto !
    Te qiero
    Cuidate
    Bye

    XoXo
    Rosebelle

    ResponderEliminar
  11. yo es que soy fan de jake totalmente,pero eso de dar besos pa joder a Alex no me mola nada...tb es verdad que Beca no tendria qe estar con los 2 en el mismo sitio xq sabe lo qe pasa Uu'
    Aiix.me encanta!:)

    ResponderEliminar