Seguidores

martes, 18 de octubre de 2011

Capítulo 63: He got me

Pasó un mes desde que le pedí tiempo a Alex. Él se ha portado genial conmigo, sigue siendo mi amigo, me apoya, y me quiere, pero sé que algún día su paciencia se acabará… En cuanto a Jake… según me dijo saldría, gracias a su abogada, esta misma tarde.

Me levanté lentamente alargando hasta el último segundo de poder estar en la cama. Apagué el despertador y me fui al baño a ducharme. Un baño caliente me vendría bastante bien, con todo el estrés que hay en mi vida, aunque en estos días mi vida a sido bastante rutinaria: levántate, báñate, vístete, desayuna, ves al instituto, pon cara de que te interesa para que los profesores sean felices, ponle buena cara a tus amigas y a Alex, sal del instituto, vete a casa, come, haz los deberes, visita a Jake, vuelve a casa, duerme. Y así todos los días el último mes…
Salí del baño y bajé a desayunar, en la cocina estaba Lara y tio Santi, este con una magdalena entera en la boca, algún día se atragantará, pensé.

-Buenos días – grité a pleno pulmón nada más entrar por la puerta.
-Hola, cielo – me contesta Lara como siempre con un sonrisa en su cara.

Santi solo me saludó con la cabeza. Cogí una manzana y salí de la cocina ignorando a Lara, que no paraba de decir que desayunara algo más. Cogí mi mochila y salí de la casa, me puse mi mp3 y empecé a andar… You got me de Colbie Caillat… me gustaba esta canción, me transmitía muy buen rollo.

Hoy no sé porque pero estaba de muy buen humor… en realidad si sabía por qué… hoy salía Jake y podría volver a abrazarle sin estar encerrados en esas cuatro paredes. Una sonrisa se formó con solo imaginarme ese momento, con solo imaginarme a Jake a mi lado. Durante este mes Jake había hecho que me enamorara mucho más de él, si es posible, se comportó como el chico tierno que en realidad es, incluso robó una rosa del jardín del reformatorio para dármela un día de visita, la verdad es que ahora tenía un lugar bastante grande en mi corazón, estaba enamorada de él, de eso no cabía duda.

Estaba tan ensimismada en mis pensamientos que ni me cuenta de que ya había llegado al instituto… otro día más de aburridas y eternas clases… demasiado para mi. Se me pasó por la cabeza saltarme las clases, pero deseché en seguida ese pensamiento cuando recordé que a tercera hora tenía examen… examen que no había estudiado por cierto.
Caminé por los desiertos pasillos del instituto arrastrando los pies, me encontré con uno de los conserjes, le saludé y ni si quiera me contestó… borde. Llegué a mi clase y me senté en mi sitio, cerré los ojos, y me dormí. No me desperté hasta que alguien comenzó a darme muchos besos en la mejilla, olía a fresa… es Sara seguro. Abrí lentamente los ojos, a allí estaba una de mis mejores amigas, con su sonrisa mañanera, cansada pero feliz.

-Muy buenos días dormilona, ya te vale, menos mal que no ha entrado el profesor y te ha visto durmiendo porque la charlita que te hubiera dado, hubiera sido… - dijo sonriendo todavía.
-Pues le hubiera explicado tranquilamente, que la vida es así, y que si no llego a dormir ahora me hubiera dormido con su clase seguro.
-Es verdad… con lo imbécil que es el profesor…

En ese momento el profesor entró por la puerta. Bueno, a partir de ahora atiendo en todas las clases… bueno mejor empiezo mañana, pensé. Así que comencé a meterme en mis pensamientos, empecé a imaginarme como sería lo de esta tarde, me apetecía muchísimo volver a verle.

El día pasó tan aburrido como siempre, mis amigas y Alex poniéndole como siempre un toque de gracia contando algo que les había pasado hoy. Hoy Ana no había venido, la verdad es que lo agradecía, me parecía un poco chula.
Por fin tocó el timbre que anunciaba el final de las clases, salí corriendo sin despedirme de nadie, tenía que prepararme para ir a buscar a Jake, pero antes tenía que hablar con mi tío para convencerle de algo que no le haría mucha gracia. En cuanto llegué a casa cogí el teléfono y marqué el teléfono de mi tío.


-Despacho de Santiago Gómez, ¿en qué puedo ayudarle? – preguntó la secretaria de mi tío.
-Hola, soy Beca, la sobrina se Santi, ¿está por ahí? – pregunté tímida.
-¡Ah, hola Beca! En seguida te lo paso. – pasó unos cuantos segundos hasta que mi tío contestó.
-Beca. ¿Qué ha pasado? ¿Estás bien? – como siempre poniéndose en lo peor…
-Si tío estoy muy bien, te llamaba para preguntarte algo…
-Uy… ese tonito de niña buena no me gusta nada ¿qué quieres?
-Pues es que… hoy sale Jake del reformatorio y me preguntaba si…
-¿Jake? ¿Quién es Jake? – Preguntó interrumpiéndome – O si, ya me acuerdo, el delincuente del que estás enamorada
-Pensé que te estaba empezando a caer bien – dije desilusionada, ahora si que no tendría ninguna posibilidad.
-Beca quiero dejarte claro, que ninguno, y repito, ninguno de tus novios me caerán bien, tus amigos sí, muy majos, pero tus novios no, bueno y ¿qué querías?
-Pues… me gustaría… me preguntaba si… ¿te importaría que Jake se quede un tiempo en casa? – ahora era el momento en el que debía rezar todo lo que sabía.
-Claro, y luego si quieres le digo que entre a tu cuarto, y te deje embarazada con 16 años ¿te parece buena idea?
-¡Tio! Eso no va a pasar y lo sabes.
-Cielo… no creo que sea buena idea.
-¿Entonces tu respuesta es un no?
-Lo siento Beca yo…

No dejé terminar, le colgué. Todavía tenía 3 horas para convencer a mi tío, no iba a darme por vencida. Salí de casa y entré en la pastelería preferida de mi tío y compré una tarta que le encantaba. Llamé a Jose y le pedí que me llevara al despacho de Santi. Llegamos en 30 minutos, de si las gracias a Jose y le pedí que me esperara, entré en el ascensor y pulsé al botón 3. Solo veía gente trajeada, ni una sola persona con vaqueros, excepto yo, que parecía que estaba dando la nota. Pasé por el escritorio de María, su secretaria, y la saludé amablemente, y me dispuse a entrar por la puerta del despacho de mi tío. Entré y en cuanto mi tío me vio, rodó sus ojos y puso cara de cansancio.

-¿Qué quieres Beca? – preguntó cansado
-Nada, solo venía a traerte esta tarta, que como se que te gusta… - dije haciéndome la inocente.
-Ya… Beca ya te he dicho que no, y es que no.
-Venga tio, ¡porfis! – dije acercándome más a su mesa. Recuerda Beca ojos de cachorrito, ojos de cachorrito – hazlo por mi…

Mi tío chasqueó la lengua, eso era buena señal, significaba que se lo estaba pensando, creo que los ojos de cachorrito habían funcionado.

-Está bien – empecé a saltar y a ignorar lo que me decía – pero se buscará un trabajo y me pagará el alquiler, no va a vivir del cuento ¿me oyes?
-Si ,si – le dije acercándome a él y dándole un enorme y ruidoso beso en la mejilla.

Salí de su despacho saltando y riendo como una loca, todos los trajeados me miraban con cara de amargados, pero yo seguí mi camino hasta el coche saltando con una sonrisa en mi rostro. Iba a vivir con Jake, me encantaba esa idea.
Me monté en el coche y le conté a Jose lo sucedido, él como siempre me correspondió con una de sus mejores sonrisas.

Llegué a casa y me puse a hacer los deberes, si, estaba muy feliz y contenta y solo quería saltar y saltar, pero aún así tenía que hacerlos.
En cuanto terminé y vi la hora que era, me fui hacia la parada de autobús ( no quería molestar otra vez a Jose ) para mi suerte el autobús que estaba esperando llegó en seguida. En unos 45 minutos ya estaba en la puerta del reformatorio. Había llegado 5 minutos antes, así me apoyé en una farola que estaba en frente de la puerta del reformatorio. La verdad es que el lugar daba un poco de miedo, era la típica calle de las películas por donde no pasan coches, donde violan a la protagonista cuando es de noche, suerte que ahora era de día si no me hubiera acojonado muchísimo.

Esperé unos minutos hasta que apareció él. Con una sonrisa enorme en el rostro, con los rayos del sol dándole en la cara, pero a él no parecía importarle solo me miraba a mi, sin apartar la vista ni un solo momento, se acercó lentamente a mi, rozando dulcemente mi mejilla con la yema de sus dedos, se acercó un poco más a mi, todavía sonriendo, estaba a unos milímetros de mi boca, se acercó un poco más para acabar posando sus labios en mi mejilla. He got me.
.............................................................................................
Cuaderno de Beca
I can´t imagine what it´d be like living each day in this life without you.
(No puedo imaginarme como sería vivir cada día de esta vida sin ti) 
.............................................................................................
Pues sí, hemos escrito, mil disculpas ( de nuevo ) pero yo quería decir que no ha sido culpa ni de Elena ni mía (Raquel) a sido Neila, que me va a matar en cuanto vea esto, pero a ver si así publica antes!!! espero de verdad que todo empiece a ser como antes de publicar más, pero no puedo prometer nada :S y en cuanto a la otra historia, pues intentaré mañana escribir el capitulo, pero tampoco prometo nada D: gracias por esperarnos de verdad, aunque seamos muy muy muy muy malas personas por no haber publicado en ¿un mes? es posible... no me acuerdo, el caso es que gracias por no haber sido malas con nosotras ni nada :D quería decir algo más pero se me ha olvidado completamente... ah si!!!! que el 24 de septiembre cumplimos un añito!!!!! todavía me acuerdo como lo planeamos todo en un recreo paseando por el patio... que tiempos xD pues nada que este año ha sido más que genial con vosotras y que gracias por todo todo todo :)
y otra cosa más ya la última tranquilas!!! es sobre el capitulo... esta es la canción 
¿Que por qué he puesto esta? pues no sé a parte de que es porque es la que primero he visto, pues la letra no sé me gustaba para el capitulo... no sé, bueno que espero que os haya gustado, y espero también que no tarde mucho en volver a meter parrafadas de estas en los capitulos :D
Y otra cosa maaaaas muchas gracias a las que nos desearon suerte con los examenes y que se preocuparon, se agradece muchisimo :D
ahora si, muchos BESOOOOSSS enormemente grandes!!!!! de esos ruidosos que te dan las abuelas, pues esos. (L)

8 comentarios:

  1. Poooor fin! GRACIAS, GRACIAS por publicar ^^
    Me encantó, Y creo que me he enamorado de Jake *-*
    Es muuuuy Sexy jaja.
    Y me alegro de que por fin haya salido del reformatorio lo estaba deseando!
    Publicad pronto ^^
    Besos, Ginna

    ResponderEliminar
  2. :O! ¡Me ha encantado el capitulo! Por fin Jake, mi Jake (si, lo sé, sueño demasiado, xD) salió de ese asqueroso reformatorio en el que le metió su más asqueroso padre.
    Tengo unas ganas inmensas de leer el próximo capitulo. Besos para las tres. ^^
    PD: Si podéis, pasaros por mi blog: http://ahoraqueteconocinuncamesepararedeti.blogspot.com/
    ¡Adiós! :D

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Aleluya, habéis publicado!! :D
    Aish mi Jake al fin ha salidooooooo, que bien que bien (L) Ya lo echaba de menos,
    publicad pronto, besos!

    ResponderEliminar
  4. Premio en mi blog. Besos. ^^
    http://ahoraqueteconocinuncamesepararedeti.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Me matásteis con el final. YOU GOT ME.
    Mother of God, me enamoré de este capítulo, tal vez porque me lo he zampado enterito, si lo he leído un par de veces, es que chicas, no podéis dejarme tanto tiempo sin leer nada vuestro! :)

    Así que ya un añito, pues FELICIDADES! ;D

    Besitos!<3

    Fd. Una chica que espera impaciente un nuevo cap!

    ResponderEliminar
  6. Por fin, muchiiisisisisismas gracias. Lo necesitaba, algo de lo bueno (: Muchisimas gracias , esto se pone bien por fin es un alivio grande que Jake haya salido de allí (: Gracias de verdad me encanto el capitulo (:

    ResponderEliminar
  7. WAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!! Al fin, al fin, al fin! Las amo, al fin han publicado!! :DD Y qué capítulo, Dios, me encanta, amo a Jake, y me alegra muchísimo que haya salido al fin del reformatorio y que vaya a vivir con Becca!!! :DD
    Por favor no tarden en publicar, se los ruego!
    Girl

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    Me alegro un monton de que hayais publicaado!! :D
    Hacia mucho que no se sabia nada de vosotras :)
    Bueno el capitulo geniial como siempre!!
    Un beso!

    ResponderEliminar